web analytics

Naranjas y diabetes: Toda la información que necesitas conocer

imagen sintesis

Naranja es un color, un sabor, un olor y una fruta a la vez. Una persona puede pensar muchas cosas cuando se le menciona la palabra naranja. Entre las razones por las cuales la naranja es algo tan popular está que es una fruta muy rica en vitaminas y minerales.

De hecho, en la cultura popular una naranja es el símbolo icónico de la vitamina C, esto sólo por comenzar con sus propiedades.

Sin embargo, es importante entender verdaderamente cuáles son sus valores nutricionales y beneficios si se desea agregar a una dieta tan delicada e importante como es la de una persona que padece enfermedades metabólicas como la diabetes. En esta dieta es importante determinar si la naranja es una fruta demasiado dulce o contiene muchos carbohidratos.

Para estos efectos es necesario conocer su origen, características, sus datos nutricionales, su índice glucémico y si estas propiedades lo hacen o no apto para el consumo de los diabéticos.

Origen de la naranja

La famosa fruta procede de las regiones surorientales de Asia. Específicamente en China por el archipiélago de malayo y Japón; sin embargo su cultivo y producción se expandió por todo el continente asiático con mucha facilidad.

Los expertos indican que los árabes fueron quienes diseminaron la producción de naranjas por Europa, comenzando por españa y luego llegando a los demás países. Esto se dio aproximadamente en el siglo X. El árbol de naranjas era utilizado para adornar los jardines en Italia por los años 1100 donde Alberto Magno dio sus primeras descripciones que quedaron en la historia.

La naranja procede de un árbol frutal conocido como naranjo dulce o amargo conocidos como citrus sinensis y citrus aurantium respectivamente. Este árbol es familia de las rutáceas y puede medir hasta 13 metros de altura; se le considera un árbol mediano de tronco fuerte y grueso y cuyas hojas son verdes y pequeñas formando una especie de pirámide o forma ovalada hasta su copa superior.

Las ramas del naranjo son grandes y con frecuencia tienen grandes espinas puntiagudas; estas pueden medir hasta diez centímetros de largo y son muy fuertes en consistencia. Además, el árbol cuenta con pequeñas flores entre las hojas. Estas son de un color blanco o amarillento y destilan el olor característico de las naranjas.

Los naranjos crecen en climas templados y húmedos de suelos profundos. Esto quiere decir que se someten a temperaturas cálidas y difícilmente aguantan heladas.

Según el Fresh Produce Desk Book, en este siglo la producción mundial de naranjas supera las 62 millones de toneladas. De todo esto, el 9% de la producción se da en la Unión Europea cuyo mayor productor es España.

Los mayores productores en el resto del mundo son Estados Unidos, Brasil, Marruecos, Israel, Cuba, Sudáfrica, México y China.

Características de la naranja

naranjas para diabeticos

La naranja es una fruta cítrica comestible que tiene una variación fundamental: Hay naranjas dulces y naranjas amargas. En los últimos años, incluso se han presentado naranjas híbridas en Asia; sin embargo esto no es lo más popular.

La naranja es una fruta redonda de concha áspera y gruesa y de color verde, amarillo y naranja. Cuando esta se encuentra totalmente madura y se ha cultivado en excelentes condiciones el color de la naranja es intenso; de hecho, de la fruta deriva el nombre del color “naranja”. Esta concha de lugar a una fruta que se divide en gajos y cuya consistencia es fuerte y muy jugosa.

Su olor inmediato es muy característico de la fruta cítrica y destila aunque la pulpa no se encuentre expuesta.

El sabor de la naranja es entre dulce y ácido, y puede ser realmente amargo dependiendo de su variedad y su grado de maduración.

En el centro de la pulpa se pueden hallar semillas medianas (acordes con el tamaño de la naranja) y de color blanco. Su sabor es muy amargo y son duras y resistentes.

La naranja puede pesar entre 100 gramos y 400 gramos una sola unidad. Su tamaño puede ser de hasta diez centímetros de diámetro dependiendo de su lugar de cultivo y los cuidados que se le dan.

Valor nutricional de la naranja

La tabla nutricional detallada de las naranjas revela su gran contenido en vitaminas y nutrientes aprovechables por el organismo. Específicamente, alimentos.org observa que por cada 100 gramos de naranja se puede encontrar:

  • Grasas - 0,20 gramos.
  • Calorías - 45,50 kilocalorías.
  • Sodio - 1,40 miligramos.
  • Fibra - 2,30 gramos.
  • Azúcares - 8,90 gramos.
  • Proteínas - 0,9 gramos.
  • Carbohidratos - 8,90 gramos.
  • Potasio - 165 miligramos.
  • Vitaminas:
    • A - 34 microgramos
    • B3 - 0,50 miligramos.
    • B9 - 38,70 microgramos.
    • C - 50,60 miligramos.
    • E - 0,81 miligramos.
  • Minerales:
    • Hierro - 0,49 miligramos.
    • Calcio - 41 miligramos.
    • Yodo - 2,10 miligramos.
    • Zinc - 0,15 miligramos.
    • Magnesio 15,20 miligramos.
    • Fósforo - 20 miligramos.

Índice Glucémico (IG) de la naranja

El índice glucémico de un alimento se determina con el fin de saber la respuesta que va a tener la glucosa en la sangre al ingerir un alimento fijo. Esto es para saber si la sangre va a elevarse de manera considerable o permanecerá igual.

La medición del índice glucémico es especialmente útil para personas que requieren hacer dietas especiales como los diabéticos. La medición de ciertos factores permite que el paciente pueda consumir ciertos alimentos en una medida en la cual no sean perjudiciales para su salud.

Para obtener este índice, se realiza un estudio que analiza distintos factores que incluyen: la cantidad de azúcares, grasas, proteínas e hidratos de carbono; y luego se le añaden factores como la presencia de fibra, consistencia del alimento y combinación con otros alimentos. Una vez contabilizados estos elementos, se obtiene un número del 1 al 100, entre más cercana esté el alimento al 1, menor será su efecto en el azúcar en la sangre y aso contrario, mayor será su efecto y sus consecuencias.

Esta es una medición aproximada; es decir, que los alimentos no tienen un índice glucémico específico sino que varía de una fruta a la otra. Sin embargo, la medición aproximada es suficiente para dar orientación a la persona sobre su dieta.

El índice glucémico de la naranja dulce es 40 mientras que de la naranja agria es 35. Es decir que en líneas generales la naranja tiene un índice glucémico medio bajo.

Sin embargo, el índice glucémico de la naranja está determinado por la presencia en fibras que hay cuando la fruta está entera. Cuando se extrae el zumo de la fruta esta pierde las fibras que ayudan a regular la forma como se disuelven las azúcares en la sangre y el índice glucémico de este llegaría a 60. Muchísimo mayor y más alto que cuando la fruta es consumida entera. En este sentido, el zumo de naranja tiene un índice glucémico medio alto, por lo cual su consumo afectará directamente al azúcar en la sangre.

¿Consumir naranja aumenta el nivel de azúcar en la sangre?

Usualmente no. Consumir naranjas puras no aumentará el nivel de azúcar en la sangre de forma significativa. Esto aplica al consumir la fruta entera, sin exprimirla ni obtener su zumo.

¿Una persona diabética puede consumir naranja?

Si, de hecho los diabéticos pueden consumir cualquier fruta que deseen siempre que tengan en cuenta sus medidas en nutrientes y azúcares para que esto no afecte negativamente al nivel de azúcar en su sangre.

¿Qué cantidad de naranja puede consumir una persona diabética?

Un diabético puede consumir una o dos naranjas al día o el equivalente a entre 100 gramos y 200 gramos . Lo más recomendable es que lo haga en el desayuno o entre comidas, e incluso antes de emprender tareas que requieran gran energía.

¿Qué beneficios aporta consumir naranja en la diabetes?

La naranja es el ícono mundial de la vitamina C. Cualquier persona que quiera ingerir vitamina C inmediatamente piensa en comer una naranja. Y esto es cierto, gran contenido de la naranja aporta todos los antioxidantes y propiedades de la vitamina C al organismo. Esto quiere decir que consumir naranjas proporciona al cuerpo un fortalecimiento para el sistema inmune, combate los radicales libres y ayuda con la cicatrización que es tan necesaria en los diabéticos; sobre todo los que padecen diabetes tipo 2.

Además, aportes como el potasio, calcio, tiamina, magnesio y ácido fólico hacen que el diabético no tenga mayores problemas al acumular azúcar en su sangre.

En este sentido, la naranja también cuenta con carbohidratos simples que se disuelven rápidamente y se traducen en energía para el cuerpo. Si bien esto pudiera producir una reserva indeseable de azúcar en la sangre, las fibras presentes hacen que ésta no de mayores problemas al disolverse lentamente. Esto quiere decir que las naranjas son un gran aporte en energías para cuando se va a emprender tareas que requieren mucho esfuerzo físico. Además, es recomendada para iniciar un día enérgico y revitalizado.

Las naranjas, también cuentan con una cantidad de agua, fibras y componentes que ayudan a la reducción de peso causando en el cuerpo una especie de efecto diurético. Reducen las enfermedades cardíacas y mejoran la circulación.

Igualmente, la naranja es considerada una fruta ideal para la diabetes tipo 2, ya que en los pacientes con este padecimiento se requiere exagerar el nivel de antioxidantes en el organismo para que funcione a cabalidad. La naranja puede proporcionar eficientemente esta función y agregar otros beneficios propios de su especie.

¿Cómo puede consumir naranja una persona diabética?

Un diabético puede consumir las naranjas enteras, evitando edulcorar o endulzar con azúcares procesadas u otros alimentos que puedan aumentar su índice glucémico. Para consumirla se recomienda quitar la cáscara y comerla entera apartando las semillas.

Además, muchos diabéticos sufren altas de glucemia que son disminuidas abruptamente por shots de insulina y tratamientos similares. De la misma forma, sus tratamientos habituales de insulina pueden ocasionar una baja indeseada de azúcar. En estos casos, los médicos recomiendan al paciente ingerir una cantidad moderada de zumo de naranja que ayude a subir rápidamente los niveles de azúcar perdidos de manera saludable. Esto recordando que la idea de la dieta de un diabético no consiste en no consumir azúcar sino mantenerla en los niveles óptimos para el funcionamiento del cuerpo.

Otras formas de consumir naranja pueden ser combinarlas con yogurt, nueces o cacao puro. De la misma forma aportan sabores excelentes en siropes y aderezos para ensaladas.

Precauciones sobre la ingesta de naranja en personas diabéticas

Un diabético que desee ingerir naranjas debe cuidar la cantidad que consume; excederse de esta pudiera causar el efecto adverso a aprovechar los nutrientes y crear una reacción en cadena encabezada por la alza en los niveles de azúcar. Al mismo tiempo, el paciente debe alejarse, o por lo menos tener cuidado con el consumo de zumo de naranja.

Al mismo tiempo, las personas que sufren afecciones gastrointestinales como la gastritis y similares, deben evitar el consumo de esta fruta por la acidez que esta causa en el estómago; consumir demasiada puede aumentar los síntomas o agravar la enfermedad. Además, el consumo excesivo de naranjas pueden tener efectos laxantes y generar fuertes dolores estomacales.

Por último, las naranjas son contraindicadas para personas alérgicas. Esto es porque los componentes presentes en ella suelen acelerar las alergias sobre todo de tipo cutáneo.

REFERENCIAS:

Lee este artículo:  Mamey y Diabetes

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡CUIDADO! Contenido protegido por derechos de autor!!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar