web analytics

Tipos de Diabetes que Existen

Según la Organización Mundial de la Salud la diabetes afecta alrededor de 422 millones de personas en el mundo entero, siendo el 8,5% de la población adulta los más afectados, además de estas cifras, actualmente existen muchos casos de diabetes que no han sido diagnosticados, y, la parte más trágica de la historia es que el 80% de la población afectada habita en países con ingresos bajos y medios, y es justo en estos países donde se está desarrollando esta epidemia a un ritmo acelerado, generando un impacto alarmante, puesto que la diabetes, en todas sus expresiones, implica retos de coste elevado en los ámbitos, económicos, sociales y humanos.

Las personas que padecen de diabetes, en especial las que no han sido aún diagnosticadas, sufrirán complicaciones de las cuales no son realmente conscientes, pues esta enfermedad crónica aumenta las posibilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares y renales, ceguera, derrame cerebral y amputaciones.

Si bien las personas con alto riesgo de padecer diabetes poseen una predisposición en los genes, los factores que resultan determinantes para desarrollar esta enfermedad son los ambientales, más específicamente influirá en gran manera el estilo de vida que decide llevar la persona; es decir, el sedentarismo, la mala alimentación y la obesidad son los factores ambientales que desencadenan el padecimiento de esta enfermedad.

Ya que la diabetes es una enfermedad que afecta no solo a quien la padece, sino también a todo su entorno social inmediato, se vuelve importante conocer más a fondo qué es esta enfermedad, si existen varios tipos cuales son y cómo se puede prevenir y tratar la diabetes.

¿Qué es la diabetes?

Entre las enfermedades crónicas, se cuenta la diabetes, enfermedad caracterizada por un nivel elevado de azúcar en la sangre, el cual es resultado de la producción insuficiente o el uso ineficaz de la hormona llamada insulina; la cual es la encargada de transformar el azúcar de los alimentos en energía, energía que debe ser distribuida a cada una de las células para que cumplan todos sus procesos.

La glándula del páncreas es quien produce la insulina necesaria para el buen funcionamiento del cuerpo, si este órgano no produce suficiente insulina, todo el azúcar que no es transformada en energía se acumula en el cuerpo, y justamente los niveles muy elevados de azúcar en la sangre, por encima de los 200 mg/dl, son los permiten a los especialistas diagnosticar a una persona con diabetes.

Una vez que se comienza a padecer de diabetes, la persona deberá tomar la conciencia de que esta enfermedad no se cura, sin embargo, es posible controlarla y evitar futuras complicaciones. Además de la inclinación genética a padecer de diabetes, y los factores ambientales que inciden sobre el desarrollo de esta enfermedad, también existen situaciones que la desencadenan, los cuales son, por ejemplo, la menopausia, estrés emocional, infecciones graves y algunas veces el embarazo, ya que este es el proceso biológico que más estrés ocasiona al cuerpo.  

¿Cuántos tipos de diabetes existen?

Tres son los tipos de diabetes principales, aunque ciertamente existen otros tipos de diabetes, estas últimas expresiones de esta enfermedad resultan menos comunes.  Las diabetes más comunes son Diabetes Tipo I, Diabetes Tipo II y Diabetes tipo III o Gestacional.

Diabetes Tipo I:

Este tipo de diabetes se diagnostica regularmente a niños y jóvenes, aunque también pudiera presentarse en adultos, no es usual que así sea. Se caracteriza porque el propio sistema inmunológico destruye las células beta de la glándula del páncreas, lo que desencadena la ausencia o carencia de insulina; por lo que, una persona diagnosticada con diabetes tipo 1, deberá colocarse a diario inyecciones de insulina o conectarse a una bomba de insulina para poder vivir; pues, es la insulina medicada la que se encargará de regular los niveles de glucosa en la sangre y por tanto del buen funcionamiento del resto de las células del organismo. Si una persona con diabetes tipo I aprende realmente a controlar su enfermedad puede alargar sus días sobre la tierra. Anteriormente la diabetes tipo I era conocida como diabetes juvenil, y, solamente el 5% de las personas diagnosticadas con diabetes sufren de este tipo y las causas que lo originan aún se encuentran en estudio; lastimosamente, este tipo de diabetes no se puede prevenir y tampoco tiene cura.

Los síntomas que reflejan que se padece de este tipo de diabetes son:

  • Sed excesiva y por tanto anormal, acompañada de resequedad en la boca como clara expresión de deshidratación.
  • Orina Frecuente, más de lo normal.
  • Fatiga, cansancio excesivo
  • Apetito voraz
  • Pérdida de peso involuntaria y repentina
  • Proceso de cicatrización lento
  • Frecuentes infecciones

Diabetes Tipo II

La diabetes más común es la diabetes tipo II, millones de personas sufren de esta enfermedad crónica y muchos otros tienen un alto riesgo de padecerla. A diferencia de la diabetes tipo I, la diabetes tipo dos es evitable o prevenible, aunque se tenga un gran riesgo a padecer esta enfermedad, los factores ambientales son determinantes para llegar a desarrollar esta enfermedad; enfermedad en la que el páncreas sigue produciendo insulina, pero la misma resulta insuficiente para transportar la glucosa a las diferentes células del cuerpo y por tanto, la glucosa excedente se acumula en la sangre, desnivelando los valores de la misma, es allí, cuando los valores están muy elevados, el momento en el que se diagnostica a una persona con diabetes; en efecto, si siendo ya diagnosticado con diabetes del tipo 2 no se controlan los niveles de azúcar en la sangre, se comienzan a vivir realmente las complicaciones de esta enfermedad.

Usualmente las personas que padecen diabetes tipo 2 tienen también sobrepeso, producto de una vida sedentaria y malos hábitos alimenticios. Anteriormente solo se diagnosticaba a personas adultos mayores con esta enfermada, pero en la actualidad ha aumentado la cantidad de diagnósticos en niños de aproximadamente 10 años de edad, igualmente con sobrepeso y por supuesto con antecedentes familiares de diabetes tipo II.  

Hablando un poco del riesgo de contraer esta enfermedad, las personas con más alto riesgo se encuentran entre los grupos afroamericanos, latinos, nativos americanos y hawaianos, estadounidenses descendientes de asiáticos; en especial si existen antecedentes familiares de desarrollo de esta enfermedad, además, a medida que se envejece se acrecienta el riesgo de padecer enfermedades crónicas, como las cardiovasculares, renales, coronarias, accidentes cerebrovasculares, ceguera, enfermedades bastante ligadas a la diabetes y que empeoran cuando no se consigue equilibrar los niveles de glucosa en la sangre.

Por supuesto, aumenta el riesgo para este grupo de personas cuando se lleva un estilo de vida sedentario y hábitos alimenticios poco o nada saludables, también cuando se consume alcohol en exceso, factores externos que conducen al individuo hacia la obesidad.

Los síntomas de la diabetes tipo II incluyen:

  • Sensación de hormigueo en manos y pies o entumecimiento de los mismos
  • Dificultad para cicatrizar heridas
  • Fatiga constante
  • Desvanecimiento visual
  • Pérdida de peso, en especial de masa muscular, sin ninguna razón explicable
  • Apetito insaciable
  • Sed descontrolada acompañada de micciones más frecuentes

Vale la pena resaltar que estos síntomas aparecen de manera progresiva a lo largo de varios años, y dicha aparición, en algunos casos es tan sutil, que podría pasar desapercibida, incluso, muchas personas padecen de la enfermedad sin saberlo hasta que se deteriora la salud por causa de las complicaciones típicas de esta enfermedad.

Diabetes Tipo III o gestacional

Algunas mujeres durante el embarazo pudieran desarrollar resistencia a la insulina que genera niveles elevados de glucosa en la sangre. Estas mujeres son diagnosticadas dentro del grupo que padece el tercer tipo de diabetes, la diabetes gestacional. Este tipo de diabetes suele desarrollarse ya en el período tardío del embarazo, después de haber cumplido los 6 meses de gestación. Esta condición se debe a que la insulina resulta bloqueada muy probablemente por las hormonas que producen la placenta, generándose así insensibilidad a la hormona de la insulina.

Este tipo de diabetes no afecta gravemente al bebe, puesto que ya en la semana 24 está formado y solo le resta crecer. No obstante, si la diabetes gestacional no logra controlarse, puede desencadenar consecuencias desfavorables; por ejemplo, el tamaño del bebe superaría la media, complicando con eso su alumbramiento. Él bebe, por nacer bajo circunstancias de riesgo, podría sufrir problemas respiratorios e incluso podría lesionarse los hombros y para la madre del bebe, resulta mucho menos favorable la proyección, pues la misma podría morir a causa de obstrucción y prolongamiento del parto, sin contar que cuando se padece de diabetes gestacional el riesgo de sufrir preclamsia es mucho mayor.

Esta condición usualmente desaparece una vez tiene lugar el alumbramiento, pero, las mujeres que han sufrido diabetes gestacional se suman a las personas con el más alto riesgo de desarrollar diabetes tipo II, y no solo la madre es sumada a las estadísticas, su bebe tendrá igualmente mayor riesgo de llegar a ser obeso y desarrollar en su adolescencia diabetes tipo II igualmente. Al igual que la diabetes tipo II, la diabetes gestacional puede prevenirse siempre y cuando se adquieran buenos hábitos alimenticios durante el embarazo y se implemente una actividad física moderada y aunque sea suave, la misma ha de ser constante.

Otros tipos de diabetes menos comunes

  • Existen diferentes grupos de diabetes englobados dentro de una misma categoría a causa de su naturaleza. Son los tipo de diabetes tipo MODY, la cual recibe su nombre por las siglas de la expresión Diabetes de la Edad Madura que se Presenta en el Joven, en inglés. Estos tipos de diabetes se caracterizan por ser hereditarias y el origen de todas ellas tienen un punto en común, el cual es una mutación en los genes que trastorna el buen funcionamiento de las células que sintetizan y segregan la insulina. La misma se presenta en personas con un patrón autosómico dominante que se heredada por más de dos generaciones, estas personas no resultan ser obesas y tampoco producen anticuerpos que afecten las células del páncreas y el tipo de diabetes comienza a desarrollarse antes de cumplidos los 25 años.
  • También se puede desarrollar diabetes secundaria a fármacos, es decir, se puede desarrollar un tipo de diabetes que es producto del consumo de fármacos que aumentan la glucosa en sangre, como es el caso de los glucocorticoides, usualmente suministrados a las personas que padecen de VIH.
  • Por ultimo encontramos otro tipo de diabetes asociada a otras enfermedades o cirugías. Esta diabetes puede ser producto de la fibrosis quística o bien de trasplantes de órganos, si este último es el caso se le denomina NODAT, siglas de la expresión del inglés que significa Diabetes de Nuevo Inicio Tras Trasplante.

Nuevos estudios han hecho el esfuerzo de categorizar la diabetes en grupos genéticos, es decir, los investigadores adscritos al Centro para la Diabetes de la Universidad de Lund, ubicado en el país de Suecia afirman que los tipos de diabetes se pueden categorizar en 5 grupos que resultan genéticamente distintos.

  • El grupo I es clasificado como Diabetes Severa Autoinmune. Tipo de diabetes que usualmente se conoce como la diabetes tipo I, por lo que las personas que sufren de este tipo de diabetes están imposibilitadas para producir insulina.
  • El grupo II se clasifica como Diabetes Severa por Deficiencia de Insulina. Diabetes que engloba a las que son de tipo MODY. Las personas que padecen de este tipo de diabetes son más proclives a desarrollar ceguera.
  • El grupo III engloba a los que padecen Diabetes Severa por Resistencia a la Insulina. Las personas que desarrollan este tipo de diabetes poseen un mayor riesgo a desarrollar enfermedades renales.
  • El grupo IV se constituye Diabetes Moderada relacionada con la Obesidad. Tipo de diabetes que incluye a las personas con exceso de sobrepeso pero sus niveles de glucemia se encuentran más cercanos a los valores establecidos como normales.
  • Finalmente el grupo V la Diabetes Moderada relacionada con la Edad. Por supuesto como su nombre lo indique, las personas que entran en esta categoría son personas adultos mayores.

Lo verdaderamente interesante de este planteamiento es que los investigadores explican en sus conclusiones las razones por las cuales algunas personas responden mejor que otras a ciertos tratamientos, y además al categorizar de esta manera se conoce con anterioridad cuáles serán las posibles complicaciones que se pueden desarrollar a futuro y así prevenir tales complicaciones con mayor exactitud.

REFERENCIAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡CUIDADO! Contenido protegido por derechos de autor!!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar