web analytics

Tamarindo y diabetes

Una dieta saludable y variada garantiza el éxito a cualquier persona, en especial a los que padecen enfermedades metabólicas como la diabetes, padecimiento que afecta a 1 de cada 11 personas a nivel mundial. Por esta razón, introducir alimentos ricos en nutrientes a la dieta de cada uno se ha vuelto cada vez más fundamental para el control y prevención de la diabetes.

Las frutas tropicales, denominadas también frescas o exóticas, gracias a su alto contenido en nutrientes, aportan a la dieta de cualquier individuo un sinfín de beneficios. Este es el caso del tamarindo, un alimento muy valioso que aporta vitaminas y minerales indispensables para el buen funcionamiento del organismo.

El tamarindo por ejemplo es uno de los alimentos que contienen más potasio en comparación con otras frutas de su tipo, de hecho, es la tercera alternativa entre todos los frutos con esta cualidad, y entre el higo seco y el dátil, siendo estos dos frutos las primeras opciones, es también la más económica.

El dátil de la india, como también se le conoce, con su peculiar sabor ácido y dulce a la vez, es una de las frutas más versátiles que existe, por lo que no será muy complicado integrarla a la dieta de cualquier persona. Sin embargo, debido a que la dieta de un diabético deberá ser muy bien controlada, se sugiere que antes de introducir esta o cualquier otra fruta que aporte hidratos de carbono a la ingesta diaria, es importante conocer cuál es su origen, sus características, las propiedades y los beneficios que aportan y por supuesto si es un alimento apto para diabéticos.

Origen del Tamarindo

El tamarindo encuentra su origen en África tropical, especialmente en la región de Sudán, donde continua creciendo en su forma salvaje. El árbol del tamarindo también es un árbol autóctono de Yemen, Cabo Verde y Omán, de allí se extendió hasta Asia Meridional, donde se cultiva desde hace miles de años. En la actualidad se cultiva en casi todas las zonas tropicales del planeta. En América latina fue introducido en tiempos de la conquista portuguesa y española.

Características del Tamarindo

El tamarindo crece en árboles perennes de hasta 30 metros de alto; es una legumbre que mide entre 5 y 20 centímetros de largo y 2 o 3 cm de diámetro. Esta fruta, de aspecto similar a la vaina de los frijoles, aunque es cilíndrica, es bastante estrecha; se puede encontrar en sus árboles bien sea recta o un tanto curvada. Posee una concha delgada y porosa de color canela y en su interior una pulpa carnosa de color marrón, aunque en algunos casos esta pulpa es de color rojizo. En el interior de la pulpa, se encuentra cargada de semillas de color marrón oscuro. Su sabor es agridulce, pero algunas variedades son más dulces que otras, en especial cuando completan su proceso de maduración.

Propiedades y Beneficios del Tamarindo

Este delicioso fruto es muy rico en vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales para el excelente funcionamiento de los órganos. El tamarindo es especialmente rico en Potasio, Vitamina C, Calcio, Magnesio, Betacarotenos, Fósforo y Hierro, a su vez aporta un valioso contenido de fibras y flavonoides.

Su composición es ideal para combatir el estreñimiento, ya que actúa como un laxante suave debido a su contenido en fibra que también es coadyuvante en el tratamiento para regular los niveles de colesterol en sangre. Además, este fruto tropical, limpia el hígado y los riñones, actuando sobre las toxinas para eliminarlas gracias a sus propiedades antioxidantes. El tamarindo asimismo tiene propiedades antisépticas y microbianas, las hojas de tamarindo secas son utilizadas en diferentes culturas como cataplasma para aliviar afecciones en la piel producto de heridas, rozaduras y quemaduras. Sin dejar de mencionar que gracias a su contenido de calcio, ayuda al fortalecimiento de los huesos y a mantener una dentadura saludable.

Según la cultura popular, el tamarindo es de gran utilidad para la medicina ancestral. Sus muchos usos involucran el tratamiento para malestares estomacales, igualmente, los preparados con tamarindo son usados para la fiebre, insolación, dolor de garganta, inflamaciones y reumatismo. Incluso sus flores y hojas ya secas se hierven para ser usadas también como cataplasmas sobre desgarres, inflamaciones de las coyunturas e inflamación de las hemorroides.

El tamarindo también lleva dentro de sí ácido tartárico, y como el resto de las frutas cítricas, ácido cítrico, que no sólo le otorgan sabor sino que también aportan una cantidad muy valiosa de antioxidantes, los cuales tienen la responsabilidad de combatir esos radicales libres que dañan las células.

Valor Nutricional del Tamarindo

Ya que el tamarindo es una fruta tropical compuesta por una rica variedad de nutrientes, que varían de acuerdo a la presentación que se consuma, es decir, si se consumen 100 gramos de néctar de tamarindo, el importe calórico no será el mismo que cuando se consumen 100 gramos de tamarindo crudo; pero en líneas generales es válido destacar que según la tabla de composición de alimentos realizada en 1999 por el Instituto Nacional de Nutrición de Venezuela, por cada 100 gramos de tamarindo se están ingiriendo:

  • Calorías – 296 kilocalorías.
  • Proteínas – 2,4 gramos.
  • Grasas – 0,3 gramos.
  • Carbohidratos – 73,7 gramos.
  • Calcio – 73 miligramos.
  • Hierro – 1,3 miligramos.
  • Fósforo – 79 miligramos.
  • Potasio – 570 miligramos.
  • Vitamina A – 0.75 microgramos.
  • Vitamina C – 6 miligramos.
  • Betacaroteno – 18 gramos.

Índice Glucémico del Tamarindo

Con el método del índice glucémico se compara cuantos carbohidratos componen un alimento gramo por gramo, dando como resultado un valor numérico específico, establecido sobre la evidencia del nivel de glucemia justo después de las comidas, conocida como carga glucémica postprandial. El Tamarindo posee un IG de 50, ubicándose entre los alimentos con un índice glicémico medio por lo que su consumo debe ser muy bien controlado.

El IG funciona de esta manera en el cuerpo

Al ingerir alimentos con un índice glucémico bajo, los cuales son carbohidratos complejos que se descomponen lentamente en el organismo, liberando así gradualmente la glucosa al torrente sanguíneo. Debido a esto podemos concluir que a menor índice glucémico, más lento será la digestión de dicho alimento y por tanto será más lenta la absorción de sus azúcares, recordando que los carbohidratos al ser una fuente de energía se convierten durante el proceso digestivo en azucares que viajan a través de nuestra sangre a todo el cuerpo.

Es por esta razón que consumir muchos alimentos con un IG alto es perjudicial para la salud, puesto que cuando la cantidad de glucosa es mucha y entra a la sangre muy rápidamente, conduce al sistema endocrino al extremo, por supuesto forzando principalmente al páncreas, especialmente cuando la persona que ingiere estos alimentos es sedentaria o con sobrepeso.

En cambio, cuando se ingieren alimentos con un IG bajo se mejora el control sobre la diabetes, se acrecienta la sensibilidad a la insulina, se disminuye el riesgo a sufrir enfermedades cardiovasculares, asimismo, se regula el nivel de colesterol en sangre, con una mayor sensación de saciedad prolongada que ayuda a las personas en el control del peso corporal e incluso les ayuda a bajar de peso minimizando la baja de hidratos de carbono y por tanto aumenta la resistencia física.

¿Cuál es el beneficio de consumir tamarindo para una persona diabética?

Es por pocos conocido que los tamarindos tienen la facultad de bloquear la potencialidad de los hidratos de carbono para subir los niveles de azúcar en la sangre, esto es realmente favorable ya que ayuda a conservar el equilibrio en los niveles de glucosa.

Usar tamarindo en la dieta de una persona diabética, es de gran ayuda para prevenir la obesidad y la diabetes de manera natural. Bien es sabido que el consumir excesivamente hidratos de carbono procesados influye directamente en el desarrollo de resistencia a la insulina y finalmente de la diabetes. Es por esta razón que inhibir la absorción de carbohidratos resulta una muy buena alternativa para que una dieta bien planificada, que integre solo pequeñas porciones de carbohidratos refinados y muchos alimentos con alto contenido de fibra, disminuya la dicha absorción antes mencionada.

Específicamente, el tamarindo bloquea el alfa-amilasa, enzima que el organismo utiliza para absorber los hidratos de carbono. El tamarindo es tan sólo uno de los numerosos alimentos que inhiben la enzima mencionada en cuestión, otros alimentos con esta propiedad son los arándanos, el romero, el bálsamo de limón y el extracto de té verde.

Además, el tamarindo posee un fitoquímico llamado Geraniol, que según algunos estudios de laboratorio, es una de las sustancias que tiene la capacidad parcial de suprimir el desarrollo de tumores en el páncreas, estos científicos continúan el estudio del Geraniol para así introducir su uso en el tratamiento y la prevención del cáncer de páncreas.

¿El tamarindo aumenta el nivel de azúcar en la sangre?

Aunque parezca confuso debido a su IG que es de 50, el tamarindo no sube el azúcar en la sangre, como alimento inhibidor de alfa-amilasa, más bien combate la absorción de esos hidratos de carbono de rápida absorción, en especial los carbohidratos refinados. Sin embargo, al igual que cualquier alimento y por su contenido de azúcar, debe ingerirse con moderación.

¿Cómo se puede introducir el tamarindo a la dieta de un diabético?

La versatilidad del tamarindo es un excelente aliado a la hora de integrarlo a una dieta diaria. Con el tamarindo se puede preparar un muy rico y saludable curry de pollo con tamarindo y coco, por ejemplo, utilizándolo así como una especia llena de sabor; esta es una receta que sirve muy bien para cambiar un poco la rutina e ingerir sabores indios.

De hecho, el tamarindo es muy bien valorado en los recetarios de la India y de Asia, donde se pueden encontrar recetas desde la más sencilla hasta la más compleja. Con él, se pueden preparar ricas salsas, aderezos, bebidas refrescantes e incluso un delicado te de las hojas del tamarindo, que por cierto, es recomendado por muchos como diurético natural, desintoxicante, desparasitante, e incluso para aliviar el estreñimiento por su alto contenido de fibras.

¿Existe alguna forma contraindicada de consumir tamarindo?

Es válido mencionar que una de las presentaciones más populares del tamarindo es en conserva. Pero es justo en esta presentación que no se recomienda su ingesta, ya que esta mezcla tiene un muy alto contenido de azúcar, lo que por supuesto alteraría la estabilidad de la glucosa en la sangre.

Se debe recordar que aunque un alimento sea muy saludable, al estar mezclado con azúcar refinada, se convierte en un alimento muy dañino para la salud del paciente diabético, que por supuesto debe llevar una dieta bien pensada y controlada para no caer en excesos y evitar complicaciones producto del desarrollo de este padecimiento.

Asimismo, es importante indicar que el tamarindo contiene fructosa por lo que se deberá consumir igualmente con moderación, recordando que la clave para una dieta saludable es no ingerir mucho de un mismo alimento, la dieta de una persona diabética deber ser muy variada y rica en diversos nutrientes para su máximo provecho.

REFERENCIAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡CUIDADO! Contenido protegido por derechos de autor!!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar