web analytics

Papaya y diabetes: Todo sobre la papaya para los diabeticos

imagen sintesis

Hay frutas muy conocidas, como hay frutas más tropicales y poco conocidas por el público general. Esto se debe a su baja producción y a sus orígenes.

Entre estas frutas está la papaya, que es una fruta de origen tropical muy conocida en América del Sur; sin embargo sus propiedades nutricionales y otros componentes y beneficios son también poco conocidos en el mundo.

Pero este tipo de frutas que se salen de lo común son buenas para variar la dieta de una personas que padezca una enfermedad metabólica como la diabetes; porque la ayudan a salirse de la rutina además de aportar un sabor extra a sus alimentos

Para poder utilizarla correctamente se debe conocer su origen, características, sus datos nutricionales, su índice glucémico y si estas propiedades lo hacen o no apto para el consumo de los diabéticos.

Origen de la papaya

La papaya es una fruta originaria de América Tropical, es decir, de los trópicos presentes en América Central y del Sur. Las primeras papayas datan de México hasta extenderse por las regiones tropicales cercanas. Se cultivaba mucho antes de la llegada de los españoles, pero estos extendieron su cultivo alrededor del mundo.

A la papaya también se le conoce por el nombre de papayo, fruta bomba, melón de papaya, papayón, lechoza, carica, olocotón y otros más dependiendo de la región. Esto recordando que es una fruta de origen indígena y que su nombre depende en muchos casos de la región en la cual era cultivada.

Esta fruta procede de una planta arbustiva que alcanza máximo los tres a cuatro metros de alto. Pertenece a la familia de las caricaceae y se da comúnmente en climas tropicales, cálidos y suelos húmedos cuya profundidad no necesita ser demasiada. La carica papaya, papayo, o árbol de papaya posee un tronco verdoso relativamente delgado pero resistente, usualmente no hace crecer muchas ramas gruesas sino que se subdivide en hojas puntiagudas y de un color verde intenso. Las hojas son delgadas pero largas y también pueden tener pequeños botones de flores blancas y gruesas cuya textura es suave.

El fruto crece en racimos adheridos al tronco de la planta para que esta resista el peso; pueden crecer hasta cinco y seis papayas en una sola cosecha y usualmente estas no se despegan del árbol cuando alcanzan madurez sino que se quedan allí hasta ser recogidas o mueren en ese lugar resultando un buen abono para el arbol.

La carica papaya no sobrevive a climas fríos, sino que necesita estar en contacto con temperaturas superiores a los 20º pero no superiores a los 30º.

Actualmente su cultivo se ha proliferado y también crece en Florida, Hawai, India, Malasia, Australia, Sudáfrica, África Oriental, India y las Islas Canarias.

Posee más de 10 variedades en el mundo pero estas no cambian mucho sus características físicas o nutricionales

Características de la papaya

La papaya es una fruta grande y de forma alargada. Posee una concha gruesa de color verde, amarillo o naranja según su lugar de procedencia y cuidados en el cultivo. Esta concha protege una pulpa consistente pero suave que es color amarillento, naranja o rojizo dependiendo de las mismas condiciones y también de su maduracón.

La concha recubre la pulpa gruesa pero esta da lugar a un centro hueco lleno de semillas de color negro.

Una papaya puede medir hasta sesenta centímetros de largo, sin embargo el común es que midan entre quince y treinta centímetros de largo. Además, pesan entre un kilo y hasta cinco kilos.

El sabor de la fruta es bastante dulce con un toque ácido dependiendo de su grado de madurez. Además su textura es jugosa y muy suave al contacto por lo que es fácilmente masticable.

No es una fruta de fácil traslado porque puede sufrir golpes que fácilmente la deforman o exponen su pulpa; además de que su tamaño y peso la hacen más una fruta para transportar una sola vez y mantener en casa.

Valor nutricional de la papaya

La tabla nutricional detallada de la papaya refleja una gran cantidad de nutrientes importantes y que crean beneficios para el organismo. Específicamente según alimentos.org por cada 100 gramos de papaya se obtienen:

  • Calorías - 35 kilocalorías
  • Azúcares - 7,10 gramos.
  • Proteínas - 0,50 gramos.
  • Sodio - 3 miligramos.
  • Carbohidratos 7,10 gramos.
  • Fibra - 1,90 gramos.
  • Grasa - 0,09 gramos.
  • Potasio - 200 miligramos
  • Vitaminas:
    • A - 152 microgramos
    • B3 - 0,41 miligramos
    • B5 - 0,22 microgramos.
    • B9 - 38 microgramos.
    • C - 80 miligramos.
    • E - 1,12 miligramos.
    • K - 2,60 microgramos
  • Minerales:
    • Hierro - 0,42 miligramos
    • Calcio - 21 miligramos.
    • Fibra - 1,90 gramos.
    • Yodo - 1 gramo.
    • Zinc - 0,16 miligramos.
    • Fósforo - 13 miligramos.
    • Magnesio - 11 miligramos.

Índice Glucémico (IG) de la papaya

El índice glucémico es un método ideado para saber cómo se elevará el azúcar en la sangre tras el consumo de un alimento. Se estudian los principales componentes del alimento tales como grasas, hidratos de carbono, azúcares y proteínas y basados en su cantidad por fruta se obtiene un número del 1 al 100; entre más acercado al 1, habrá menos posibilidades de elevar el azúcar en el organismo; caso contrario, el azúcar se elevará de forma más rápida y en casos agudos puede descontrolarse y generar consecuencias negativas. En resumen, el índice glucémico permite comparar la cantidad de azúcar que hay entre un alimento y otro y la forma como ésta va a llegar al torrente sanguíneo.

En este caso, la papaya tiene un índice glucémico de 58. Esto quiere decir que posee un índice medio bajo y las cantidades de azúcar a la sangre que aporta son un poco más altas que las de otros alimentos. Usualmente los alimentos con alto índice glucémico son recomendados para consumirse luego de haber emprendido tareas que requieren mucha energía; la razón es que su concentración en azúcar e hidratos de carbono aporta una cantidad de energía suficiente al cuerpo para reponer las perdidas por el esfuerzo.

¿Consumir papaya aumenta el nivel de azúcar en la sangre?

Si, la concentración de azúcares naturales, junto a otros componentes en la papaya al ser ingeridos resultará en un inevitable aumento de los niveles de glucosa en la sangre. Estos van a ser directamente proporcionales a la cantidad de papaya que la persona ingiera.

¿Una persona diabética puede consumir papaya?

Si, de hecho es recomendable que una persona diabética pueda tener una dieta variada y rica en frutas; sin embargo debe tener cuidado con algunas de ellas, como es el caso de la papaya; que aunque contiene un índice glucémico alto, aporta nutrientes muy buenos y útiles para una buena alimentación muy necesaria para combatir los efectos de la diabetes de cualquier tipo en el organismo.

¿Qué cantidad de papaya puede consumir una persona diabética?

Un diabético puede variar su dieta y balancearla consumiendo un trozo de papaya diario o el equivalente a 100 gramos de fruta; incluso podría extenderse hasta 200 gramos. Esto tomando en cuenta el resto de los alimentos que se estén consumiendo y sus valores nutricionales, ya que no es recomendable exceder los límites de hidratos de carbono y azúcares diarios. Por el contrario, se recomienda a cualquier diabético que vaya a consumir alimentos como la papaya que los balancee con otros alimentos que tengan un menor índice glucémico o que sirvan para controlar los altos en el azúcar generados por esta fruta.

¿Qué beneficios aporta consumir papaya en la diabetes?

La papaya es una fruta muy rica en vitaminas y minerales excelentes para el organismo y sus beneficios, muy a pesar de su contenido en glucosa, son incontables.

Por ejemplo, consumir la fruta mejora muchísimo el sistema inmune del organismo, sus cantidades en vitamina C la hacen una excelente fuente de antioxidantes combatientes de los radicales libres, previene enfermedades como el cáncer y los accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares y reduce las consecuencias del envejecimiento.

Además, la papaya es rica en fibras que impiden que los picos de glucosa en la sangre sean tan abruptos. Esto es porque las fibras naturales favorecen los procesos digestivos y ralentizan el procesamiento de los alimentos en el cuerpo. Es por esto que la papaya además favorece a las personas que sufren estreñimiento y afecciones gastrointestinales, ya que mejora la salud del colon y del intestino delgado y grueso.

Otro beneficio importante de la papaya es que ayuda cuando una persona desea bajar de peso. Es común que los diabéticos tipo 2 sufren obesidad, por lo que la papaya es una excelente alternativa para incluir a la dieta ya que además de sus propiedades digestivas, su ingesta promueve en el organismo la sensación de saciedad. Esto ayuda especialmente a los diabéticos que son muy ansiosos y sufren antojos constantes; si tienen sensación de estar llenos entonces evitarán la ingesta de alimentos que podrían alterar su peso.

A esta propiedad se suma la mencionada cantidad de fibras solubles. Esta favorece la limpieza del colon y reduce la inflamación y retención de líquidos. Y ya que no contiene colesterol ni grasas importantes es un excelente alimento recomendado para alguna merienda o postre luego de la cena.

Algunos estudios asocian la ingesta de papaya con la prevención de enfermedades degenerativas y de cáncer, así como de enfermedades cardiovasculares y relacionadas con el cerebro.

Evita el envejecimiento prematuro, la degeneración de la vista y además aporta nutrientes que fortalecen los glóbulos rojos en el organismo previniendo de esta forma la anemia y hemoglobina baja.

¿Cómo puede consumir papaya una persona diabética?

La mejor recomendación es comer la papaya sin concha y cuidando de no añadir endulzantes o azúcares procesadas. También, la mejor forma de aprovechar todos los nutrientes es consumirla sin triturar ni hacerla jugo, lo mismo que no se debe dejar reposar a temperatura ambiente, ya que sus componentes harán efecto causando una especie de oxidación en la fruta que pronunciará un sabor ácido en ella y acabará con buena parte de los nutrientes. Si una persona desea trocear la papaya y guardarla deberá hacerlo en el congelador donde sus componentes permanecerán intactos.

Algunas formas de combinar la papaya son trocearla y consumirla con semillas de sésamo u otras nueces; también se puede mezclar con yogur natural, un poco de zumo puro de limón o con polvo de cacao natural. Esto ocasionará que se regule un poco su índice glucémico y que se pueda consumir en mayor cantidad.

Aunque se pierden algunos nutrientes, siempre es recomendable consumir la fruta en batidos y jugos. Sobre todo si lo que se desea es mantener el cuerpo hidratado y mejorar la salud digestiva.

Lo importante es evitar consumirla con componentes que puedan elevar su nivel de glucosa en la sangre, es decir, mantener la alimentación lo más balanceada posible.

Precauciones sobre la ingesta de papaya en personas diabéticas

Las contraindicaciones de la papaya para los diabéticos en un inicio derivan de su gran cantidad de azúcares. Es muy fácil pasarse de la dosis de papaya por la forma como esta se corta y se consume. Sin embargo es necesario tener cuidado con esto para que la cantidad que se ingiera no sea superior a la que el cuerpo requiere en azúcares.

Otras contraindicaciones de la papaya derivan de su propiedad diurética. Ya que la fruta tiene un indudable efecto digestivo, es popular que las personas que la consuman demasiado y que sufren de diarreas o problemas estomacales vean un incremento en los síntomas o consecuencias de sus afecciones.

Así mismo, las personas que están bajo tratamientos diuréticos adicionales deben abstenerse de consumir la papaya ya que esta podría aumentar el efecto que los medicamentos producen en el cuerpo.

Por último, el consumo de esta fruta debe ser cuidadoso en personas que sufren insuficiencia renal. Esto se debe a sus altos contenidos de potasio que no son bien digeridos, sobre todo cuando existen problemas en los riñones que impiden que el organismo reconozca la presencia de un exceso de potasio.

En líneas generales se debe cuidar la cantidad de consumo según sea la intención que tenga la persona al consumirla. Es por esto que un diabético debe consultar con su médico tratante antes de iniciar con la ingesta de frutas que quizás podrían representar un riesgo más que un beneficio para su dieta.

REFERENCIAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡CUIDADO! Contenido protegido por derechos de autor!!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar