web analytics

Membrillo y diabetes

¿Qué tan bueno es el membrillo para diabéticos?; ´sigue leyendo y descubrirás lo que necesitas saber del membrillo y la diabetes.

El historiador romano Plutarco narró en sus escritos que en la antigua Grecia, como ritual de bodas, las novias, justo antes de entrar a sus cámaras nupciales, mordían un membrillo para robarles su aroma y así, convertir en una experiencia completamente agradable el primer beso entre esposos.

Es justo por su aroma que el membrillo ha sido bastante conocido, al punto de haber sido utilizado para extraer perfume de él por los romanos.

En el siglo IV antes de Cristo, Hipócrates reseñó esta fruta como la más provechosa para fines medicinales y aunque no existiera una confirmación científica de los efectos que se le atribuyeron, el membrillo es en la actualidad una fruta muy valiosa.

Entre muchas cualidades que posee, esta fruta tiene una cualidad que la hace realmente excepcional, y es la cantidad de pectina que la compone y que es muy beneficiosa para la salud del sistema endocrino. Aunque posee muchas más propiedades, tan sólo por esta vale la pena agregarla a la dieta de cualquier persona, en especial de una persona diabética.

Sin embargo, antes de integrar cualquier alimento, en especial si son frutas al plan de alimentación diario, se debe considerar el origen, las características, el valor nutricional y sobre todo en que beneficia consumir el membrillo a una persona con diabetes.

Origen del Membrillo

El árbol del membrillo se cultivó en Babilonia hace más de 4000 años a.C.; aunque muchos atribuyen a las tierras persas su origen. Lo cierto es que en la tierra de Cydon, costa noreste de la ciudad de Creta, se cultivaban membrillos de muy alta calidad, fama que se conoció no solo en toda Grecia, sino también entre los romanos que trasladaron el cultivo de dicha fruta a diferentes regiones, y gracias a que son arboles robustos y resistentes, tuvieron la capacidad de sobrevivir a diversas circunstancias.

Justo en Grecia el membrillo era símbolo del amor, puesto que su árbol estaba consagrado a la diosa de la fecundidad y el amor, conocida como Afrodita. Por esta razón y por su agradable aroma, las doncellas recién casadas tenían como costumbre morder un membrillo antes de dar el primer beso a su esposo para aromatizarlo; tradición que los romanos continuaron, y a la par sumaron esta fruta como ingrediente de algunos de sus platos tradicionales, como lo era el membrillo asado con miel.

En la actualidad, el membrillo se cultiva comúnmente en Europa central y del sur, ya que en estas zonas los veranos son cálidos y por tanto la maduración de la fruta es buena. Debido a que el membrillero es familia de las peras y manzanas es cultivado junto a ellas. También se cultiva en Uruguay, Argentina, España, la cuenca del Mediterraneo y los Balcanes

Características del Membrillo

El membrillo es un fruto con forma de pera pero a diferencia de esta, su piel, similar a la de un limón, es áspera. Su color es amarillo dorado cuando está maduro y su sabor es agrio y su pulpa dura, por esta razón la mayoría no la come cruda.

Otra diferencia que tiene el membrillo de las manzanas y peras, es que su piel está cubierta de una especia de pelusa algodonosa, que al rozarla, se desgaja en copos. Cuando esta fruta madura en el otoño, pierde esa cubierta y su piel destila su aroma perfumado. Mide entre 7 y 12 centímetros de largo y de 6 a 9 centímetros de ancho.

Entre sus variedades hay tres que destacan: la considerada común, las cuales son fruto de mediano tamaño, con carne aromática y piel amarillo oro; la esferoidal, que es un membrillo de gran tamaño, con pulpa fragante y piel amarilla. Por último la de Fontenay, caracterizada por frutos grandes y pulpa perfumada, con piel amarilla verdosa.

Valor Nutricional del Membrillo

Aunque la mayoría de las personas no disfruten comerla cruda, la tabla nutricional detallada nos enseña que tipos de carbohidratos componen al membrillo, además del sinfín de nutrientes que aportan al organismo. Lo cierto es que el membrillo es una fruta muy rica en nutrientes y en líneas generales según alimentos.org cada 100 gramos de membrillo contienen:

  • Fibra - 5,92 gramos.
  • Carbohidratos - 7,32 g. de.
  • Calorías - 47,26 kilocalorías.
  • Proteínas - 0,44 gramos.
  • Colesterol - 0 miligramos.
  • Grasa - 0,50 gramos.
  • Azúcar - 7,32 g. de.
  • Purinas - 30 miligramos.
  • Minerales:
    • Potasio - 183 miligramos.
    • Calcio - 10 miligramos.
    • Hierro - 0,60 miligramos.
    • Fósforo - 19 miligramos.
    • Yodo - 0 miligramos.
    • Zinc - 0,20 miligramos.
    • Magnesio - 8,20 miligramos.
    • Sodio - 2 miligramos.
  • Vitaminas
    • Vitamina A - 5,50 microgramos.
    • Vitamina B1 - 0,03 miligramos.
    • Vitamina B2 - 0,03 miligramos.
    • Vitamina B3 - 0,20 miligramos.
    • Vitamina B5 - 0,08 microgramos.
    • Vitamina B6 - 0,04 miligramos.
    • Vitamina B7 - 0 microgramos.
    • Vitamina B9 - 3 microgramos.
    • Vitamina B12 - 0 microgramos.
    • Vitamina C - 13 miligramos.
    • Vitamina D - 0 microgramos.
    • Vitamina E - 0,89 miligramos.
    • Vitamina K - 0 microgramos.

Propiedades nutricionales que benefician a las personas con diabetes

Una de las propiedades más destacadas del membrillo es su acción tónica y astringente sobre las mucosas intestinales. Este fruto contiene gran cantidad de mucílago, una fibra soluble que no sólo ayuda a eliminar toxinas o tratar el estreñimiento, sino que también ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, razón por la cual es recomendable una dieta rica en mucílagos para los que padecen de diabetes.

Su pulpa está cargada de pectina, lo cual es interesante, ya que en la mayoría de las frutas la pectina se encuentra en la concha. La pectina es otro tipo de fibra soluble que colabora en la eliminación del colesterol malo y toxinas. Al ingerir alimentos ricos en pectina, esta sustancia en forma de gel, tiene la capacidad de absorber los jugos que segregan la vesícula y el hígado, en el momento de la digestión. Dichos jugos se forman debido a la reserva de colesterol malo o nocivo dentro del cuerpo, por lo que cuando la pectina absorbe dichos líquidos, obliga al organismo a gastar tales reservas produciendo aún más líquido, disminuyendo así la cantidad de colesterol nocivo almacenado en el cuerpo.

Por esta razón es necesario añadir frutas como el membrillo, la naranja, la manzana, el durazno, a la dieta de un paciente con diabetes, que además padezca de hipercolesterolemia, ya que aportan al organismo gran cantidad de pectina gelatinosa de manera natural. A estas propiedades se le suma la capacidad de los taninos de secar y desinflamar la mucosa intestinal; es por esta razón que consumir membrillo, ya sea bastante maduro o en dulce, se convierte en una perfecta ayuda para tratar la diarrea.

Otra de las virtudes del membrillo, es que el mismo tiene un contenido de potasio que resulta saludable para las personas que aunque sufren de hipertensión arterial que no se encuentra asociada al sobrepeso. Además, el potasio es un mineral fundamental para generar y transmitir el impulso nervioso que va hacia los músculos para su buen funcionamiento.

Consumir alimentos que contengan un nivel bajo de potasio, es esencial para aquellas personas que sufren enfermedades como hepatopatía o insuficiencia renal. Específicamente, la restricción de este mineral se debe a la evolución de nefropatía diabética hacia insuficiencia renal. Por esta razón, en el caso de que ocurra la ya mencionada evolución, se debe conocer las cantidades máximas de potasio que se deben ingerir, las cuales van desde 1500 a 1600 miligramos por día.

Una advertencia especial con respecto al membrillo

Los membrillos contienen 30 gramos de purinas, contenido al cual hay que prestarle atención aunque no sea elevado.

Las purinas son sustancias que se pueden encontrar en toda la composición celular del cuerpo y se encuentran también en casi todos los alimentos; al ser ingeridas, estas se descomponen, formando así el ácido úrico, por lo que, si además de sufrir de diabetes se sufre de hiperuricemia, se debe cuidar la ingesta de estas sustancias, bien sean de origen animal o vegetal. En promedio la ingesta diaria de purinas debe estar entre 600 y 1000 miligramos.

Ahora bien, múltiples investigaciones han mostrado que la ingesta de purinas de origen vegetal es mucho más segura que la de origen animal, por tanto, el riesgo de contraer hiperuricemia o gota es menor. El membrillo en sí mismo no representa una amenaza, el peligro comienza cuando se cometen excesos y se pierde el control del sistema metabólico.

Por ello, es importante enfatizar que las personas con diabetes, deben cuidar de tener un control metabólico estable, evitando así producir cuerpos cetónicos que disminuyen la eliminación renal de ácido úrico. La producción de cuerpos cetónicos ocurre cuando el organismo demanda energía y no la obtiene de la glucosa como es lo natural, sino que acude a la combustión de las grasas.

Últimas consideraciones de la ingesta del membrillo

Recordemos que el membrillo como todas las frutas, son alimentos saludables que contienen fibra, muchos minerales y vitaminas. Pero aunque están compuestas por nutrientes muy provechosos, todas las frutas a la par contienen hidratos de carbono, los mismos deben ser contados en el plan diario de comidas. Por esta razón, antes de introducir cualquier fruta a la dieta de una persona diabética, se debe consultar a los especialistas, no sólo que fruta se puede comer, sino también con qué frecuencia y más importante aún, en qué cantidad.

Como bien se sabe, una de las presentaciones en la que más se consume el membrillo es en dulce o mermelada, aunque en sí mismo tiene un bajo aporte calórico y un bajo índice glucémico de 35, al consumirse en forma de dulce con azúcar, variará considerablemente. Con respecto a las calorías pasará de 46 kilocalorías a 230 kilocalorías por cada 100 gramos de dulces que se consuman y pasará de poseer un IG bajo a un IG de 65, considerado alto. Si el dulce se consume sin azúcar su IG se estabilizará en el punto medio, subiendo de 35 a 45.

Con esto no se está afirmando que una persona diabética no puede consumir dulces, más bien se hace advertencia de que si se decide consumir una porción de dulces, la misma debe ser considerada dentro del plan de alimentación, que por supuesto deberá ser un plan de alimentación saludable.  

Como introducir el membrillo a la dieta de una persona con diabetes.

Al igual que las manzanas o las peras, los membrillos son una fruta bastante versátil que quedará muy bien como acompañante del plato principal, aperitivo o tentempié, incluso como alguna variación del dulce tradicional de membrillo.

Se logró hacer una pequeña selección de recetas saludables, las cuales podrán ser integradas sin problemas al plan diario de alimentación de una persona diabética, a fin de aprovechar las propiedades del membrillo.

Algunas de las recetas seleccionadas son:  

REFERENCIAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡CUIDADO! Contenido protegido por derechos de autor!!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar