web analytics

Maracuyá y Diabetes

El maracuyá es una fruta tropical que también es muy conocida como la fruta de la pasión, ya que su flor, como en forma de cruz, es relacionada con la pasión de Cristo por la humanidad.

Lo cierto es que esta fruta, como muchas de las frutas tropicales, son ricas en minerales y vitaminas que son fundamentales para el buen funcionamiento de todos los órganos, por lo que introducir frutas de este tipo contribuye a la buena salud de cualquier persona, en especial de aquellos que requieren llevar una dieta saludable como estilo de vida.

Tal es el caso de las personas que padecen de enfermedades metabólicas como la diabetes, que requieren un control un poco más estricto, más no restrictivo, de todo lo que ingieren, para así garantizarse un buen funcionamiento del páncreas, con la necesaria producción de insulina.

Esta fruta, con su particular aroma y su sabor ácido, puede ser un excelente aliado para la buena salud de una persona con diabetes, sin embargo, antes de introducir cualquier alimento, en especial de las frutas, que aunque contienen una muy favorable cantidad de fibra, también contiene azucares y carbohidratos que pudieran alterar los niveles de glucosa en sangre. Además de consultar con el especialista, se debe a la par conocer cuáles son sus características, su valor nutricional y los beneficios que otorga.

Origen y Características de la Maracuyá

La planta que tiene como fruto la maracuyá es conocida como la pasionaria, y es una planta trepadora que alcanza hasta 9 metros de altura.

Esta enredadera es originaria de la zona amazónica en Brasil y Venezuela, aunque también es nativa de Centroamérica, especialmente de las regiones cálidas.

Su fruto, es una baya redonda u ovalada globular, que alcanza entre 8 y 10 centímetros de diámetro. Su cascara es gruesa, bien pudiera encontrarse corrugada o lisa, dependiendo de su madurez.

Resulta más usual encontrar las que tienen cáscaras de color amarillo, pero también existen de color purpura, naranja o rojizo. Aunque dicha cáscara es incomestible cruda, para aprovechar los beneficios de su gran cantidad de pectina, se cocina para ablandarla, ya que la misma es un poco dura y bastante fibrosa, y se hace un preparado tipo carato; incluso, se ha comenzado a comercializar en algunos lugares la harina obtenida de esta cascara con el mismo fin.

Su pulpa tiene un sabor agridulce y contiene numerosas semillas de color negro en su interior, semillas que no tienen que ser retiradas al momento de consumirse, ya que son pequeñas.

La fruta se puede ingerir cruda al abrirla cuando ya está madura, y sabemos que la fruta está madura cuando se desprende de su tallo con facilidad.

Esta fruta tropical también es consumida en jugos, postres, salsas para ensaladas y mermeladas.

Valor Nutricional de la Maracuyá

El maracuyá es una fruta cargada de nutrientes, que según la web dietas.net, cada 100 gramos de esta pulpa aporta al organismo:

  • Energía - 54,00 kilocalorías
  • Proteína - 2,38 gramos
  • Carbohidratos - 9,54 gramos
  • Fibra - 1,45 gramos
  • Grasa total - 0,40 gramos
  • Colesterol - 0,00 miligramos
  • Alcohol - 0,00 gramos
  • Agua - 86,20 gramos
  • Azúcares – 9,54 gramos
  • Minerales
    • Calcio - 17,00 miligramos
    • Hierro - 1,30 miligramos
    • Yodo - 0,00 miligramos
    • Magnesio - 29,00 miligramos
    • Zinc - 0,65 miligramos
    • Selenio - 0,20 microgramos
    • Sodio - 19,00 miligramos
    • Potasio - 267,00 miligramos
    • Fósforo - 0,00 miligramos
  • Vitaminas
    • Vitamina B1 - 0,02 miligramos
    • Vitamina B2 - 0,10 miligramos
    • Vitamina B3 - 1,90 miligramos
    • Ac. Fólico - 29,00 microgramos
    • Vitamina C - 24,00 miligramos
    • Betacarotenos - 631,00 microgramos
    • Vitamina A - 108,83 microgramos
    • Vitamina D - 0,00 microgramos

Igualmente, se puede revisar tablas nutricionales más detalladas para conocer qué tipo de carbohidratos o azúcares contiene la maracuyá específicamente.

¿Es la Maracuyá Beneficiosa para los diabéticos?

Gracias a sus nutrientes, la maracuyá también posee grandes bondades, en especial para aquellos que desean llevar una dieta saludable y alimentarse con frutas de bajo índice glucémico. En efecto, la maracuyá posee un IG de 30, por lo que no representa riesgo alguno la ingesta de la misma, sin embargo, es necesario recordar que el IG variara dependiendo de la presentación que se consuma, es decir, si se consume la fruta por ejemplo en algún postre, el contenido de azúcar y carbohidratos será mucho mayor, por tanto, el IG pasará de bajo a alto.

Más allá del índice glucémico, la maracuyá otorga múltiples beneficios a las personas que la consumen, pero hay unas propiedades específicas que benefician a las personas que padecen la enfermedad metabólica de la diabetes.

Conforme a lo publicado en el The Experimental Biology and Medicine, una publicación periódica especializada, la maracuyá contiene flavonoides-C que ayudan a reducir los niveles de ansiedad del que la consume, lo cual resulta muy beneficioso para evitar el picoteo o el consumo excesivo de snacks poco saludables.  

Además, la también llamada fruta de la pasión, posee fitoesteroles, las cuales son unas sustancias muy parecidas al colesterol que ayudan a disminuirlo, ya que bloquean la absorción del colesterol a nivel intestinal, obligando así al hígado a producir más colesterol, gastando como consecuencia las reservas de colesterol malo en la sangre, previniendo de este modo las enfermedades cardiovasculares; de hecho, colaboran en el tratamiento de reducción de hipertensión.

Otra propiedad muy beneficiosa de la maracuyá es que es rica en vitamina A, vitamina B6 y vitamina C. Estas vitaminas ayudan a eliminar los radicales libres que tanto daño hacen a las células del cuerpo. Asimismo, la maracuyá contiene mucha fibra, indispensables para la dieta de cualquier persona, en especial aquellos que cuidan de alimentarse con alimentos enriquecidos.

Una propiedad que no se puede dejar de lado es la cantidad de betacarotenos que componen a la maracuyá. Los betacarotenos son antioxidantes excelentes que evitan enfermedades degenerativas, como es el caso del cáncer. Este pigmento, que está presente en los alimentos de color naranja o amarillo, favorece a su vez la circulación, evitando la formación de depósitos en las arterias.

Otros beneficios muy populares que le son atribuidos al betacaroteno, es la capacidad de mejorar el sistema inmune y a disminuir el riesgo a sufrir enfermedades visuales degenerativas como la cataratas, contribuyendo en primer lugar a la buena salud de la vista, punto primordial para la persona con diabetes, porque bien es sabido que la evolución de la diabetes en el organismo desmejora la vista causando incluso ceguera.

El betacaroteno pudiera ayudar en la prevención de la diabetes tipo 2

Algunos estudios preliminares detectaron el betacaroteno estimula la producción de insulina en el páncreas, interactuando con una proteína que hay abundantemente en las células de este órgano. Esta acción, a su vez, genera la liberación de insulina, que en el caso de funcionar bien su secreción en el páncreas y la absorción por el hígado, musculo y tejido adiposo, ayuda a contrarrestar la acumulación de glucosa en la sangre, que a la larga, desencadenaría la diabetes tipo 2.

Una especial advertencia sobre el consumo del betacaroteno

Si un paciente con diabetes se encuentra también sometido a tratamiento para bajar el colesterol, debe considerar que consumir betacaroteno junto al selenio, la vitamina C y la vitamina E puede disminuir la efectividad de dicho tratamiento.

Por esta razón se debe considerar que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria considera que aunque no se ha establecido el grado de ingesta recomendado de este pigmento, se piensa que 4,8 miligramos de betacarotenos al día satisface la necesidad del organismo de 800 microgramos de la vitamina A. Es importante acotar que el exceso de ingesta de este pigmento genera una coloración anaranjada o amarillenta en la piel.

Conjuntamente, la maracuyá contiene una importante cantidad de potasio, y los alimentos que son ricos en este mineral contribuyen al excelente control de esta enfermedad metabólica, ya que ingerir potasio mejora el funcionamiento del páncreas.

Una de las preocupaciones del diabético es justamente una caída del nivel de potasio en el organismo; caída que usualmente es provocada por las enormes cantidades de insulina y algunos líquidos que se usan en el tratamiento de cetoacidosis diabética. Sin embargo, aunque se padezca de diabetes, la dosis de potasio recomendada al día es la misma que para cualquier persona, la cual es 2000 miligramos de este mineral al día.

Como la ingesta de potasio se puede obtener de una dieta balanceada sin mucho esfuerzo, también se debe evitar la pérdida del mismo por excesos cometidos durante el día. Tal es el caso del consumo excesivo de alcohol o café que acrecientan la excreción de dicho mineral por la orina, consumir sal en demasía también puede causar la reducción de los niveles de potasio en el cuerpo; y, tener un nivel bajo de potasio en el cuerpo puede causar debilidad, calambres musculares y latido irregular del corazón.

¿El control de la diabetes es posible llevarlo a cabo de manera natural?

La respuesta es sí, aunque siempre se debe contar con un especialista de confianza que chequee que todo el organismo funcione bien, es posible tener un buen control de la diabetes de manera natural. En efecto, hay alimentos que estimulan la producción de insulina, tal es el caso de la maracuyá, como se ha podido leer, por lo que introducirlas en la dieta de una persona con diabetes resultaría ser muy beneficioso, no sin antes consultar al especialista para no incurrir en excesos, ya que lo más fundamental para mantener estables los niveles de azúcar en la sangre, es una dieta variada y saludable, rica en nutrientes de todos los grupos alimenticios.

REFERENCIAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡CUIDADO! Contenido protegido por derechos de autor!!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar