web analytics

Frambuesas y Diabetes

¿Quieres saber la relación que existe entre el consumo de frambuesas y la diabetes?

Muchas frutas son recomendadas para ser consumidas dentro de una dieta equilibrada y saludable, entre esas listas de recomendación se encuentran todas las bayas, especialmente las frambuesas, debido a su alto contenido en nutrientes, que por supuesto, son beneficiosos para la salud.

Las frambuesas son el fruto del frambueso, arbusto que puede llegar a alcanzar hasta los 2 metros y medio de altura, y que es originario tanto del continente europeo como del norte del continente asiático.

Este fruto rojo, ubicado entre los frutos de verano, posee una piel aterciopelada que está cargada de fibra, tiene un aroma peculiar, de su familia la más fragante, y su sabor, entre dulce y ácido, hace de la frambuesa una fruta capaz de eliminar todo antojo de dulces, por lo que muchos la conocen como un caramelo natural.

Siendo parte de la dieta de los seres humanos desde hace miles de años, las frambuesas suelen comerse frescas o bien prepararse como mermeladas; pero lo cierto es que su consumo aportará al organismo muchas cualidades nutritivas y antioxidantes, que, por su puesto, son beneficiosas para cualquier persona; en especial para aquellas que sufren enfermedades degenerativas como la diabetes.

Por ello, antes de integrarla a la dieta equilibrada de un paciente diabético, se debe conocer cuál es su valor nutritivo, sus propiedades y los beneficios que las mismas aportan para la salud de las personas que padecen de esta enfermedad.

Valor Nutricional de las Frambuesas

Según alimentos.org cada 100 gramos de frambuesa contienen:

  • Calorías – 36,90 kilocalorías.
  • Grasa – 0,30 gramos.
  • Colesterol – 0 miligramos.
  • Carbohidratos – 4,87 gramos.
  • Azúcares – 4,87 gramos.
  • Fibra – 4,68 gramos.
  • Proteínas – 1,31 gramos.
  • Vitaminas
    • Vitamina A – 3,75 microgramos.
    • Vitamina B1 – 0,02 miligramos.
    • Vitamina B2 – 0,05 miligramos.
    • Vitamina B3 – 0,78 miligramos.
    • Vitamina B6 – 0,06 miligramos.
    • Vitamina B7 – 1,90 microgramos.
    • Vitamina B9 – 30 microgramos.
    • Vitamina C – 25 miligramos.
    • Vitamina E 0,91 miligramos.
    • Vitamina K – 10 microgramos.
  • Minerales
    • Sodio – 1,30 miligramos.
    • Fósforo – 44 miligramos.
    • Hierro – 1 miligramo.
    • Calcio – 40 miligramos.
    • Manganeso – 0,38 miligramos.
    • Magnesio – 30 miligramos.
    • Zinc – 0,36 miligramos.
    • Potasio – 200 miligramos.
    • Cloro – 22 miligramos.
    • Cobre – 0, 64 microgramos.
    • Cromo – 0,64 microgramos.
    • Selenio – 1,30 microgramos.

¿Es adecuado el consumo de frutas para las personas con diabetes?

Debido a que las frutas contienen azúcares y algunos carbohidratos extra, las personas que padecen de diabetes tienden a dudar si deben incluir frutas en su plan nutricional diario, y de poder incluirlas, que tipo de frutas son favorables para su salud.

Lo cierto es que ingerir una fruta fresca es una muy buena manera de saciar ese antojo por dulce que de vez en cuando se tiene, pero por supuesto, a diferencia de la bollería, las frutas aportaran muchas de las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita.

Ahora bien, ¿cuáles son las frutas que más se recomiendan a una persona que padece de diabetes?

La respuesta a esta pregunta dependerá de que método le haya sido recomendado para seguir, pero ciertamente todas las frutas, por el simple hecho de provenir de la naturaleza, es útil y beneficiosa para la salud.

La mejor opción son las frutas frescas, sin embargo, también se recomienda consumir las frutas congeladas o bien las enlatadas, pero que no contengan azúcares añadidos; los jugos de fruta también pueden ser una buena opción, sin embargo, debido a que la porción que deberá consumirse es pequeña, la sensación de saciedad será mucho menor en comparación a comer la fruta en sí.

Es importante aclarar que los que siguen una dieta basada en el índice glucémico, encontraran en las frutas un excelente aliado, puesto que la mayoría de ellas contienen un IG realmente bajo, puesto que contienen fibra y fructosa, en efecto, el I.G. de la frambuesa es de tan solo 25.

Ahora bien, para los que han decidido contar los carbohidratos, una fruta pequeña o ½ taza de fruta, ya sea enlatada o congelada, contiene unos 15 gramos de carbohidratos aproximadamente.

Sin embargo, la mayoría de las bayas como las frambuesas, contienen menos carbohidratos, por lo que 15 gramos de los mismos representan entre ¾ y 1 taza, una porción un poco más grande que el resto de las frutas.

Es por esta razón que las mayorías de las bayas y melones frescos encabezan las listas de frutas recomendadas para el diabético.

Debido a que las frambuesas son bayas, y son una fruta muy cargada de vitaminas, vale la pena explorar un poco cuales son los beneficios que aportan al organismo.

Propiedades y Beneficios de las frambuesas

Entre las bayas más destacadas se encuentran las frambuesas, una fruta muy aromática, rica en antioxidantes, vitamina C y potasio. Además gracias a su riqueza en Fito nutrientes, las células del cuerpo de quienes las consumen pueden comunicarse mejor entre si evitándose de este modo la constitución de células cancerígenas.

Las frambuesas, fruta rica en antioxidantes naturales

Por otro lado, las frambuesas contienen flavonoides que resultan esenciales para la salud, puesto que amenoran el riesgo de muerte prematura a causa de enfermedades cardiovasculares. Esta propiedad de los flavonoides es poderosa, así se consuman pequeñas cantidades de este compuesto bioquímico. En efecto, el consumo regular de este elemento colabora en la lucha contra los altos niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Incluso, gracias al elevado contenido en las frambuesas de polifenoles, se puede lograr reducir la presión arterial mediante el poder antiinflamatorio de este compuesto; con su consumo también se lograría evitar la acumulación de plaquetas, la cual es también responsable de algunas enfermedades cardiovasculares.

Además, debido a la vitamina C que contiene, también colabora en la mejora de la circulación, puesto que posee propiedades fortalecedoras de los capilares, así como también vasodilatadoras, lo cual resulta en la prevención del exceso de sangrado, bien sea por la menstruación o en caso de derrames cerebrales.

Asimismo, en varios estudios realizados a animales, se ha logrado demostrar que existe una asociación entre el consumo de flavonoides, contenidos en las frambuesas, y la mejoría de la memoria, incluso se demostró que dicho consumo disminuye la perdida de la capacidad cognitiva producto del envejecimiento.

Una de las propiedades más resaltante que se le atribuyen a las frambuesas es su poder antioxidante, puesto que los tales actúan con eficacia sobre los radicales libres, evitándose así el desarrollo de tumores. Es así como los polifenoles, contenidos en las frambuesas, evitan la formación de muchos tipos de cáncer.

Entre las cualidades de las frambuesas más destacables, también encontramos que la misma es una muy rica fuente de vitamina C, de hecho, el consumo de 100 gramos de esta fruta representa el 31% de la ingesta diaria recomendada.

Las frambuesas contienen ácido elágico en su interior, siendo este un compuesto que reduce el estrés oxidativo de las células y la inflamación, ayuda a controlar la degeneración del organismo; dicho estrés oxidativo celular es ocasionado por enfermedades como la hipertensión, la diabetes, la obesidad y la aterosclerosis.

Esta baya contiene el 41% del valor diario de manganeso recomendado, lo que estimula el aumento de la enzima Superóxido Dismutasa, que siendo el más poderoso antioxidante, es responsable de reducir el número de los radicales libres más comunes en el cuerpo humano, como lo es el superóxido, ayudando así, con su poder antiinflamatorio y regenerativo, a mantener las células del organismo sanas.   

A la par contiene potasio, que no solo ayuda en la comunicación de los nervios con los músculos, sino que también ayuda a regular la presión sanguínea y el ritmo cardíaco.

Para una salud ocular óptima, consuma frambuesas.

La vitamina C en conjunto con la vitamina A, que también posee esta fruta, ayudan a tener una salud ocular óptima. Enfermedades como las cataratas o el glaucoma, se pueden evitar al consumir la dosis apropiada de carotenos al organismo, los cuales son aportados por la vitamina A contenida en las frambuesas. Incluso la vitamina C que ya se ha mencionado, protege al ojo de los daños que ocasionan los rayos ultravioleta. Además, ayuda a superar las enfermedades infecciosas en los ojos, como es el caso de la conjuntivitis.

Las Frambuesas son una rica fuente de fibras beneficiosas para los que padecen de Diabetes.

Aunque la diabetes es una enfermedad que no se cura, es posible gozar de buena salud a pesar de padecer dicha enfermedad. Para ello, es importante que las personas que sufren de diabetes mantengan un buen control de los niveles de colesterol y glucosa en sangre, además de un peso corporal apropiado, puesto que al controlar estos elementos, se evitarán posibles complicaciones típicas de esta enfermedad.

Es por esta razón que lo más recomendable para las personas que padezcan diabetes, es llevar una dieta rica en fibras, puesto que las mismas contribuyen a un óptimo control de la glucemia luego de las comidas, y como es crucial mantener un peso saludable, los alimentos ricos en fibra otorgan mayor efecto saciante, en comparación con cualquier otro grupo de alimento.

Por ello, otra propiedad digna de ser mencionada acerca de las frambuesas, es que las mismas contienen un alto contenido de fibra, que junto a su contenido de agua, colabora en la prevención del estreñimiento, manteniendo así la salud del sistema digestivo, ayudando a la par a eliminar toxinas del cuerpo.

Bien es conocido que un consumo apropiado de fibra disminuye el riesgo a padecer accidentes cerebrovasculares, enfermedades coronarias, diabetes, obesidad e hipertensión, de hecho la fibra ayuda a disminuir la presión arterial, a la par que estimula la reducción de medidas en las personas obesas mientras regula los niveles de colesterol en sangre.

Según diversos estudios, también se puede afirmar que el consumo elevado de fibra mejora el nivel de azúcar en sangre, por ello, el consumo de frambuesa ayudará a un paciente diabético a mantener su enfermedad controlada, conservando los niveles de insulina apropiados en el organismo.

REFERENCIAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡CUIDADO! Contenido protegido por derechos de autor!!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar