web analytics

Carambola y diabetes

Aunque la carambola no está presente en todas las mesas, es importante conocer si es una fruta adecuada para los diabéticos. A continuación descubrirás todo acerca de la carambola y la diabetes.

La Carambola es una fruta tropical o exótica con una muy particular forma, que al cortarla a lo largo se obtienen pequeñas estrellas.

Es conocida con diferentes nombres, dependiendo del país en el que se encuentre, sus consumidores le conocerán como carambolo, tal es el caso de Colombia, tamarindo chino, en el caso de Venezuela, lima de cayena en el caso de Brasil y starfruit en el caso de Estados Unidos, entre muchos otros nombres que se le atribuyen a esta jugosa fruta.

La medicina tradicional ha utilizado cada parte del árbol de la carambola para sanar diferentes enfermedades que aunque su veracidad no se ha comprobado científicamente, es bastante consumida por los nativos de la zona con la esperanza de sanar de sus dolencias. Pero si algo es indiscutible es que esta fruta tiene un arsenal de vitaminas que ciertamente contribuyen a la buena salud del cuerpo.

Su popularidad se debe a las múltiples propiedades que se le han atribuido, sin embargo, es una fruta que hay que ingerir con cuidado si se sufren ciertas condiciones médicas, puesto que contiene un alto porcentaje de ácido oxálico, el cual no es recomendado si se padece de insuficiencia renal.

Del resto, la cantidad de vitamina A y C que aportan, a la par de su contenido en potasio, pueden ser muy beneficiosos para quien la ingiere, pero antes de introducir cualquier alimento a la dieta diaria es importante conocer cuál es su origen, sus características, su valor nutricional y sus propiedades, en especial si es apto o no para el consumo de las personas que padecen diabetes.

Origen y hábitat de la Carambola

Aunque la carambola es nativa de la India e Indonesia, también es muy popular a lo largo del sur este y oriente de Asia. Sin embargo, como es una fruta tropical también se encuentra en países con este clima, en efecto, se encuentra en Colombia, siendo este último país uno de los principales productores.

Se puede conseguir también en Venezuela, Honduras, República Dominicana, México, Panamá, Guatemala, Costa Rica Puerto Rico, Nicaragua, El Salvador, Cuba, Paraguay, Ecuador y en Brasil amazónico, la selva peruana y al sur de España.

Características de la Carambola

La carambola es un tipo de baya muy carnosa con 4, 5 o 6 aristas redondeadas y longitudinales sobre su forma elipsoidal, esta particular composición hacen que al cortar la carambola a lo largo, se obtengan perfectas estrellas. El 95 % del fruto es comestible, ya que su cascara es realmente delgada y lisa y su pulpa es carnosa, crujiente y muy jugosa, de un color amarillo que va desde amarillo claro a amarillo oscuro. Puede medir entre 6 y 12 centímetros y pesar entre 100 y 200 gramos.

Su sabor cambia dependiendo de la variedad que se ingiera, será dulce o ácido. Aunque existen muchas variedades, tan solo dos son las más comercializadas: la carambola dulce, la cual tiene un mayor tamaño que la carambola ácida, y su consistencia será más blanda. La otra variedad que más se comercializa es la carambola ácida, más pequeña y con mayor contenido oxálico.

Esta fruta tropical, cuando está madura, es muy jugosa y tiene un aroma agradable. Su color es entre verde y dorado o bien también pudiera exhibirse con un naranja opaco. Para corroborar que la carambola esté realmente madura, se debe observar bien los bordes, los cuales deben estar un poco oscurecidos; esta característica nos indicará que la fruta está madura. La carambola se cosecha entre enero y marzo o bien en la temporada de agosto a octubre y puede comerse cruda, en jugos o ensaladas de frutas, incluso esta particular fruta, se utiliza para decorar múltiples platos debido a su hermosa forma de estrella.

Valor nutricional

Es necesario conocer que según dietaynutricion.net por cada 100 gramos de carambola se están ingiriendo:

  • Calorías – 31,0 kilocalorías
  • Agua – 91,38 gramos
  • Proteínas – 1,04 gramos
  • Grasa Total – 0,33 gramos
  • Hidratos de Carbono – 6,73 gramos
    • Azúcares Totales – 3,98 gramos
    • Fibra – 2,8 gramos
  • Vitaminas
    • Vitamina C – 34, 4 miligramos
    • Vitamina B1 – 0,014 miligramos
    • Vitamina B2 – 0,016 miligramos
    • Vitamina B3 – 0,367 miligramos
    • Vitamina B5 – 0,391 miligramos
    • Vitamina B6 – 0,017 miligramos
    • Vitamina B9 – 12 microgramos
    • Colina – 7,6 miligramos
    • Folato – 12, 0 microgramos
    • Vitamina A – 3,0 microgramos
    • Vitamina E – 0,15 miligramos
  • Minerales
    • Calcio – 3,0 miligramos
    • Hierro – 0,08 miligramos
    • Magnesio – 10 miligramos
    • Fósforo – 12,0 miligramos
    • Potasio – 133 miligramos
    • Sodio – 2,0 miligramos
    • Zinc – 0,12 miligramos
    • Cobre – 0,137 miligramos
    • Manganeso – 0,037 miligramos
    • Selenio – 0,6 microgramos

Propiedades de la carambola

A esta fruta tropical se le atribuyen múltiples propiedades que benefician la salud de quien la consume. En efecto, la carambola es una fruta rica en vitamina A y C, que ayudan a disminuir el riesgo a sufrir enfermedades cardiovasculares.

Su contenido bajo en hidratos de carbono, sumado a su rico aporte en potasio y bajo en sodio, le hace una fruta recomendable para las personas que sufren afecciones de los vasos sanguíneos y del corazón, por supuesto, también es recomendada a los que sufren de diabetes, ya que ayuda, con este mineral, a nivelar la glucosa en la sangre.

El contenido de fibra que posee, le otorga cualidades laxantes, además su contenido calórico es tan bajo que también es recomendada para las personas que deseen bajar de peso. No se recomienda su ingesta en caso de trastornos intestinales como la gastritis. A la par y debido a que contiene gran cantidad de oxalato de calcio, no se recomienda su consumo a personas con enfermedades renales.

Propiedades beneficiosas para las personas que padecen diabetes

Ya que la carambola es una rica fuente de vitamina C, resulta muy beneficiosa para los diabéticos, puesto que se ha concluido en algunas investigaciones que existe una asociación entre la insulina, la ingesta de vitamina C y la interrupción de los daños causados por la diabetes a los vasos sanguíneos en pacientes con un control deficiente de los niveles de glucosa.

Especificando aún más, este daño vascular se asocia a la mayoría de las enfermedades cardiovasculares, como lo son la hipertensión, fallo cardíaco crónico, enfermedad arterial periférica y enfermedad arterial coronaria. Al reducirse el daño de este padecimiento, las personas con diabetes podrán evitar las dolorosas consecuencias del mismo que engloban la circulación reducida que desencadena la amputación de algún miembro, enfermedad renal y la cruenta retinopatía diabética que a la larga pudiera producir ceguera.

Estos investigadores pudieron observar que, para los diabéticos, no es suficiente controlar los niveles de glucosa simplemente y han recomendado que su tratamiento sea combinado con antioxidantes, puesto que, las células, poseen memoria, la cual, continúa dando paso al daño producido por la diabetes, aun cuando la glucosa en sangre este controlada. La vitamina C, que es un excelente antioxidante, tiene la capacidad de hacer desaparecer dicha memoria normalizando el funcionamiento de las células.

Con el consumo de 100 gramos de carambolas, que contienen 34,4 miligramos de Vitamina C, se está consumiendo el 57% del valor diario de consumo que recomienda la Administración de Alimentos y Fármacos de los Estados Unidos; lo cual resulta muy beneficioso para pacientes diabéticos que usualmente poseen un requerimiento más alto de esta vitamina.

Otra propiedad beneficiosa de la vitamina C para pacientes diabéticos es que la misma es muy buena para estimular la producción de colágeno en el cuerpo, lo cual favorece a la sanidad de las heridas y cortadas con mayor prontitud, puesto que el colágeno actúa como una especie de pegamento que mantiene unidas las células que se forman en la piel a medida que la herida se cierra.

Se puede reconocer fácilmente cuando el organismo sufre un déficit de vitamina C, cuando esto acontece, aumenta el cansancio, la irritabilidad y los dolores en las articulaciones. También es muy fácil de solventar este déficit, y no es a través de un suplemento vitamínico, con consumir una fruta que contenga vitamina C como la carambola, será suficiente.

Precaución especial al consumir la Carambola

Se ha asociado a la carambola a una decena de casos de fracaso renal agudo, debido a su alto contenido de oxalato de calcio y de potasio, por lo que las personas que padecen de insuficiencia renal o cualquier otro problema renal, deberán evitar el consumo de esta fruta por muy beneficiosa que sea.

Una dieta variada y rica en nutrientes dará mejor salud al paciente diabético

Desvincular la alimentación de la diabetes es imposible, puesto que la mayor causa del padecimiento de esta enfermedad es una muy mala alimentación. Por esta razón, alimentarse saludablemente contribuye a mejorar la calidad de vida del diabético.

Antes de comenzar una nueva dieta, es importante determinar si se ha logrado controlar la diabetes, si se sigue el tratamiento con disciplina o si se es dependiente de la insulina, de estos datos dependerá que tipo de dieta ha de seguirse.

Pero en líneas generales, lo ideal para la persona que padece de esta enfermedad metabólica, es incluir en su ingesta diaria de 5 comidas fraccionadas, carbohidratos y cereales integrales, evitando así las harinas blancas que contienen menos cantidad de nutrientes y mayor índice glucémico. También es importante incluir frutas de diferentes clases y dependiendo de su índice glucémico, se deberá ingerir las que contengan el menor IG posible, tal es el caso de las frutas ácidas como las carambolas por ejemplo.

Si se ha sido diagnosticado de diabetes recientemente, el primer paso que debe darse es cambiar definitivamente los hábitos alimenticios autodestructivos; estos cambios deben hacerse progresivamente con la ayuda de especialistas en el área de nutrición. Pero los beneficios de combinar una dieta variada y saludable con actividad física valen cualquier sacrificio, con tal de evitar las consecuencias de no mantener los niveles de glucosa estables.

REFERENCIAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡CUIDADO! Contenido protegido por derechos de autor!!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar