web analytics

Aceitunas y diabetes

Algunos las conocen como olivas, pero la mayoría reconoce la palabra aceituna cuando se habla del fruto del olivo. Mencionado unas cuatrocientas veces en la Biblia, considerada de origen divino por los griegos; en la actualidad las aceitunas forman parte esencial de la dieta mediterránea cumplida por muchos para una óptima salud cardiovascular. De hecho, el producto derivado de las aceitunas más popular es el aceite de oliva.

Originaria de Grecia y Asia Menor, donde aún se consiguen árboles silvestres, llega a todas las mesas gracias a la expansión del imperio romano.

Se consume crudo en su forma natural o rellenos, o como cómplice de muchas recetas y en especial como un rico aceite cargado de propiedades.

A las aceitunas se le atribuye la propiedad de aportar a la dieta de cualquier persona grasas insaturadas muy provechosas para la salud cardiovascular, y como su contenido de carbohidrato es bajo, no aumenta el nivel de azúcar en sangre lo cual es beneficioso para una persona que sufre de diabetes. Sin embargo, antes de añadir o sumar cualquier alimento a la diera de un diabético, es de gran utilidad conocer cuál es su origen, sus características, propiedades, valor nutricional y principalmente si es apto o no para su consumo.

Origen de las aceitunas

Uno de los primeros documentos que registran no solo su existencia, sino también la importancia para la economía cretense de la época, tienen una antigüedad de 2500 aC. En efecto, en estas tablillas, que son los documentos antes mencionados, se puede encontrar múltiples jeroglíficos alusivos al olivo. Sin embargo, hay registros fósiles encontrados en Italia y en la Cuenca del Mediterráneo oriental de este fruto. Según este registro, se le otorga al olivo una data entre 20-40 millones de años de antigüedad en su forma silvestre y unos 7000 años de cultivo en regiones mediterráneas.

Conforme a los sedimentos arqueológicos hallados, la aceituna se usó principalmente en sus inicios para la extracción de aceite para la iluminación; también este aceite extraído tenía uso doméstico y ritual, en especial en el Antiguo Egipto, donde la diosa Isis se consideraba la responsable de enseñar a los hombres cómo cultivar el olivo.

Lo que es cierto es que ya sea Isis en Egipto o Palas Atenea en Grecia, las aceitunas se consideraban de origen divino, en especial por su multiplicidad de usos y su importancia en las culturas más relevantes desde la antigüedad. Y luego de recorrerlas es tomada por los romanos, quienes expandieron su cultivo a lo largo y ancho de su Imperio, en efecto, desde el siglo I, gracias a Columela, hay registros que citan tanto el consumo directo de las mismas como de recetas para su aliño.

Hoy día se cultiva en Asia Menor, África y Europa siendo España el máximo productor a nivel mundial de aceitunas. Su nombre del árabe zaytūnah pasó con la forma de az-zaytūna al hispanoárabe. A su vez la palabra oliva proviene del latín ǒLĕa como préstamo de la forma griega que tiene el mismo orden de aceituna u olivo.

Características de las Aceitunas

Se categoriza a las aceitunas dentro de los frutos denominados drupas, pues su forma es redondeada y carnosa, además, dentro de sí, poseen una semilla única llamada hueso o corazón. Se suelen conseguir verdes en su mayoría, esto se debe a que las cosechan antes de que maduren. Aunque poseen un sabor amargo muy característico, el mismo se elimina al someterlas a un proceso de maceración con salmuera.

Lo cierto es que existen muchas variedades, de las cuales la mayoría son destinadas a la producción de aceite. En España se cultivan de hecho se cultivan gran variedad de ellas, entre las que encontramos:

  • La Aloreña: posee un equilibrio entre la proporción de hueso y de carnosidad, propia de la región de Alora
  • La Arbequina: posee un característico sabor dulzón, puesto que el aceite que se obtiene de ella es afrutado con manzanas y almendras.
  • La Blanqueta: propia de Alicante, de la blanqueta se obtiene un aceite de las aceitunas verdes con un sabor afrutado un tanto amargo y picante, dulce ligeramente.
  • Manzanilla cacereña: este tipo es una de las más consumidas y de ellas se extrae un aceite espeso, con color amarillo sin sabor amargo y picante algunas veces.
  • Existen aún más variedades como la Cordobesa, la Cornicabra, Cornezuelo de Jaén,  Cuquillo, Empeltre, Gordal, Hojiblanca, Lechín, y la Manzanilla Sevillana.

Estas variedades son sólo procedentes de diferentes regiones de España, pero también se cultivan en Francia, donde se obtienen la Pricheone y la Niza, en Grecia se cultiva una muy popular denominada koroneiki y la kalamata; en Israel tienen una variedad destinada a la exportación y al verdeo llamada barnea y en Italia una parecida a la manzanilla sevillana pero autóctona de Ascola, conocida como ascoli.

Catalogación por colores

Las aceitunas más allá de categorizarse por su región de cultivo, también se catalogan en tres grandes tipos de colores: las verdes, las negras y las de color cambiante, puesto que estas últimas se recogen un poco antes de completar su proceso de maduración, se pueden encontrar moradas, castañas o rosáceas.

Propiedades y Beneficios de las aceitunas

Si una drupa es de vital importancia en el grupo alimenticio de las grasas, esa es la aceituna. Con un extenso abanico de propiedades nutritivas, las aceitunas son muy beneficiosas para nuestro organismo. Entre las principales propiedades se pueden mencionar las grasas insaturadas que la componen que por supuesto ayudan a regular los niveles de colesterol malo en la sangre.

Además, las aceitunas están cargadas de grasas Omega 3 y 6 que son aceites esenciales que garantizan el buen funcionamiento de muchos de nuestros órganos, como por ejemplo el corazón y el cerebro. Asimismo, este fruto contiene vitaminas y minerales primordiales para nuestro cuerpo; las vitaminas A, B y E que la componen tienen cualidades antioxidantes que prolongan la vida de las células de nuestro organismo. De los minerales que la componen, el más abundante entre todos es el calcio, puesto que aunque posee grandes cantidades de sodio y potasio, los mismos son procedentes de la salmuera con la que se trata para quitar el sabor amargo característico de las aceitunas.

Al respecto de los macronutrientes que la componen, además de los oleo nutrientes, también otorgan un importante contenido de fibra, y un bajo aporte en hidratos de carbono. Por supuesto, como la mayoría de las frutas, su principal componente es el agua, siendo un 74% del total de la constitución de una aceituna.

Igualmente, es un alimento que produce un efecto saciante, por lo que es un excelente aliado para el control del peso corporal. Cómo contienen hierro, puede colaborar con el tratamiento de las personas que sufren de anemia, es interesante mencionar que las aceitunas negras aportan un mayor contenido de este mineral.

Valor Nutricional de las Aceitunas

Es importante mencionar que el aporte calórico varía dependiendo del tipo de aceitunas que se ingieran, variara asimismo su valor nutricional de acuerdo a si son aceitunas verdes sin hueso o aceitunas negras. Según alimentos alimentos.org por cada 100 gramos de aceitunas sean verdes o negras que ingiramos obtendremos estas propiedades nutricionales:

Aceitunas Verdes sin hueso Aceitunas Negras con hueso
  • Hierro - 1,80 miligramos.
  • Proteínas - 0,80 gramos.
  • Calcio - 64 miligramos.
  • Fibra - 4,80 gramos.
  • Potasio - 432 miligramos.
  • Yodo - 5,40 miligramos.
  • Zinc - 0,51 miligramos.
  • Carbohidratos – 1 gramo.
  • Magnesio – 22 miligramos
  • Sodio - 54 miligramos.
  • Vitamina A - 48 microgramos.
  • Vitamina B1 - 0,03 miligramos.
  • Vitamina B2 - 0,05 miligramos.
  • Vitamina B3 - 0,77 miligramos.
  • Vitamina B5- 0,56 microgramos.
  • Vitamina B6- 0,03 microgramos.
  • Vitamina B7 - 0 microgramos.
  • Vitamina B9 -10,40 microgramos.
  • Vitamina B12 - 0 microgramos.
  • Vitamina C - 0,07 miligramos.
  • Vitamina D - 0 microgramos.
  • Vitamina E - 1,50 miligramos.
  • Vitamina K - 1,40 microgramos.
  • Fósforo - 17 miligramos.
  • Calorías - 167 kilocalorías.
  • Colesterol - 0 miligramos.
  • Grasa - 16,70 gramos.
  • Azúcar - 1 gramo
  • Purinas - 29 miligramos.
  • Hierro - 1,50 miligramos.
  • Proteínas - 2 gramos.
  • Calcio - 61 miligramos.
  • Fibra – 3,50 gramos.
  • Potasio - 432 miligramos.
  • Yodo - 5 miligramos.
  • Zinc - 0,5 miligramos.
  • Carbohidratos – 4 gramo.
  • Magnesio – 22 miligramos
  • Sodio - 54 miligramos.
  • Vitamina A - 55 microgramos.
  • Vitamina B1 - 0,10 miligramos.
  • Vitamina B2 - 0,10 miligramos.
  • Vitamina B3 - 1 miligramo.
  • Vitamina B5- 0,02 microgramos.
  • Vitamina B6- 0,02 microgramos.
  • Vitamina B7 - 0 microgramos.
  • Vitamina B9 - 11 microgramos.
  • Vitamina B12 - 0 microgramos.
  • Vitamina C - 20 miligramos.
  • Vitamina D - 0 microgramos.
  • Vitamina E - 1,99 miligramos.
  • Vitamina K - 1,40 microgramos.
  • Fósforo - 24 miligramos.
  • Calorías - 299 kilocalorías.
  • Colesterol - 0 miligramos.
  • Grasa – 29,80 gramos.
  • Azúcar - 4 gramos.
  • Purinas - 0 miligramos.

¿Pueden las personas diabéticas consumir aceitunas?

La respuesta es sí, ya que las aceitunas son un fruto bajo en hidratos de carbono. Sin embargo, debido a que son ricas en oligoelementos y sodio, se recomienda consumirlas moderadamente, en especial si se sufre de hipertensión arterial. Conjuntamente, y gracias a estudios significativos, se ha comprobado que se asocia el consumo del extracto del fruto del olivo con la reducción de peso y masa corporal en adultos mayores.

IG de las aceitunas

El índice glucémico de las aceitunas es bajo, de apenas 15. Esta característica también las hacen un alimento apto para diabéticos. El índice glucémico no es más que el método para de algún modo conocer la potencialidad de un alimento para subir el nivel de azúcar en la sangre.

¿Cómo pueden consumir los diabéticos aceitunas?

Existen diferentes maneras de aprovechar las propiedades de las aceitunas, entre las más destacadas es a través del aceite de oliva que en sí mismo provee innumerables beneficios para las personas que padecen de diabetes tipo 2, puesto que se ha demostrado científicamente que el ácido oleico que contiene disminuye la presión sanguínea y al mismo tiempo ayuda en la  absorción de la glucosa en las células, proceso vital para el buen funcionamiento del organismo.

Es resaltante la composición fenólica del aceite de oliva, ya que contiene más de 36, estos compuestos aportan beneficios antiinflamatorios. A su vez colaboran en el tratamiento de la diabetes protegiendo al cuerpo del mal funcionamiento de las células beta, también mejoran la resistencia hepática a la insulina. Por supuesto reducen el riesgo cardiovascular y protegen al organismo de la retinopatía diabética. Incluso, el extracto de hojas del árbol del olivo ayuda en el mejoramiento de la homeostasis de la glucosa, inclusive puede ayudar a bajar la glucosa en sangre en las personas con diabetes tipo 2.

Ahora bien, debido a que las aceitunas poseen un alto contenido sódico, debe ser consumida con moderación, en especial por las personas diabéticas. La porción recomendada al día se encuentra entre 7 y 12 aceitunas al tiempo de una merienda que será baja en carbohidratos, rica en nutrientes y muy saludable. De igual forma, antes de agregar cualquier alimento a la dieta de una persona diabética, siempre es recomendable consultar con el especialista de cabecera para evitar posibles complicaciones.

REFERENCIAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡CUIDADO! Contenido protegido por derechos de autor!!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar